OLLA DE SAN ANTÓN

Estos días va a resultar complicado cumplir el propósito de perder peso tras las fiestas navideñas.

Desde el 17 de enero, Granada se toma el primer banquete del año: nuestra famosa Olla de San Antón, un plato tradicional de la provincia, aunque también en Murcia y Jaén, que recibe este nombre al coincidir en el calendario con el santoral. En estos días, muchos restaurantes de la provincia ofrecemos en nuestras cartas esta comida, sabrosa y calórica.

¿Cuál es la historia de este plato? Al parecer, estuvo estrechamente relacionado con la agricultura, la matanza del cerdo y el Santo Patrón de los animales, San Antón, cuya festividad se celebra cada 17 de enero.

El cerdo es el protagonista en este manjar invernal. Se elabora con habas secas, carne de cerdo (orejas, patas, tocino, espinazo, costillas, rabo, morcilla, etc.), legumbres, patatas y otros ingredientes. Lo típico es tomarse un plato de Olla y después comer una buena pringá hecha con la carne, el tocino y la morcilla.

La Olla de San Antón se ofrece durante el día de la festividad y el fin de semana más próximo, aunque nosotros aprovechamos el frió Enero, para afrecerlo durante todo el mes, lo acompañamos  de remojón granadino y un curtido de vinagreta.

Por desgracia, es un plato, que no llama mucho la atención a las nuevas generaciones, pues suele ser mas la gente de cierta edad la que pide este plato, pero sin dudad es un buen reclamo para los turistas, que encuentran en este plato, tan contundente, algo muy «rico» al paladar.

error: Content is protected !!